Un amor menos tonto. Una lectura del Seminario XXI de Lacan - Carmen González Táboas

Un amor menos tonto. Una lectura del Seminario XXI de Lacan - Carmen González Táboas

$25.50 USD

Un amor menos tonto
Una lectura del Seminario XXI de Lacan

(2015)

Carmen González Táboas

 

346 páginas

 
¿Es posible que un espíritu curioso se intoduzca en estas páginas? ¿Es necesario que el practicante del psicoanálisis lo haga? Es asunto de deseo. Se trata de acompañar a Lacan, vez a vez, en su puesta a prueba del discurso analítico. Probada la insuficiencia de la lógica común para abordar "los desastres del amor" en el Occidente occidentado, Lacan avanzaba con su lógica de la sexuación. La insistencia repetitiva del síntoma le exigía teorizar el nudo que somos como seres hablantes y sexuados –imaginario, simbólico, real– y lo hizo en travesías lógico matemáticas nunca ajenas a la práctica analítica, como lo muestra el Suplemento de Esteban Stringa. Traemos además una mirada particularizada a esta parte de Occidente –la América afro indo luso hispana–, pues ella puede decir algo sobre los desastres del amor; también tiene algo para decir sobre el amor menos tonto, que suple donde las garantías de felicidad fallan. Este libro se atreve a dejar soplar, al final de cada una de las clases de Lacan, unas ráfagas del sur en forma de apostillas.
 
ÍNDICE
 
 

Prólogo, Leonardo Gorostiza

Enfoque
El Seminario XXI | La idea de una investigación americana | Esta América en el marco de la llamada modernidad | La Orientación lacaniana de la práctica analítica | Dos fenómenos que merecen atención | El Seminario xxi en el paso de una topología a otra | En la experiencia analítica la letra se lee, el nudo se escribe | El Suplemento lógico matemático y los Anexos | Agradecimientos

CLASE 1
El analizante: su errancia es su andar | El drama moderno europeo | Una práctica que puede caer en el más burdo empirismo | Los no incautos se engañan | Un paso fugaz por el discurso de la errancia amorosa | El espacio del amor es el espacio del decir | Un ideal del amor divino y divinizado se niega a la errancia | Lo abierto de la homofonía y la fijeza de lo escrito | Lo que va de imaginarse a imaginar | Levogiria, dextrogiria | Apostilla

CLASE 2
El interés de Freud por lo oculto | El discurso analítico lleva en sí su propio límite | La invariante freudiana: el sentido sexual | El principio de placer es que se goce lo menos posible | Eso de real que en los sueños parasita los sueños | Lacan y las prácticas del cuerpo: con la antropología y la etnografía | De los cuerpos vivos en las tres dimensiones: RSI | La realidad material de ciertos sueños | El deseo inconsciente freudiano es el deseo del Otro | Los secretos del adivino callejero | Los hechos telepáticos y el amor | Apostilla

CLASE 3
La triplicidad del nudo borromeo | Lo nuevo de un nuevo discurso | Un nudo es topológicamente una cuerda | Lo que hace de una recta una circunferencia | Como el nudo olímpico, así son los neuróticos | No procedemos sino del Uno | No hay ser sino de modo | ¿Por qué la transferencia no es un medio sino un resultado? | Donde se ve que S1 no tiene relación con S2 | Algo del orden de esa debilidad llamada amor | Apostilla

CLASE 4
El acontecimiento del decir no es sin el nudo | El acontecimiento amor | Donde los tres que hacen nudo se anudan mal, tironear | En el corazón del amor divino | Las meditaciones cristianas del filósofo danés | Suprimir la colisión no es lo mismo que leerla | El amor en su lugar | Cuando lo que anuda es lo real de la muerte o su figuración | Apostilla

CLASE 5
Es el color, no las letras RSI, el que da la orientación del nudo | Continúan los rodeos para cernir lo real en el espacio del nudo | El fantasma, burbuja de deseo y realidad | ¿Qué rompe la unidad de sentido de la proposición? | Nuevo rodeo. El rechazo del amor es efecto de un falso discurso | De una topología de superficies a una topología nodal | El amor oculta su raíz de imposible | La consistencia no es la evidencia | ¿Cómo se sostiene el nudo? | ¿Cómo el tres hace uno donde no hay dos? | Apostilla

CLASE 6
No hay ser sino por hablar | La lógica moderna y el cuantor de la existencia | ¿Por qué es tres lo real? | Todo lo que no es el nudo se puede soñar | La topología no supone nada, salvo una consistencia | Abordar lo real que la topología soporta sin imagen | El sueño negro que solemos habitar | Las paradojas de la lógica predicativa | Hombres y mujeres: los nudos del amor | Lo que no, no, la norma macho propicia la salud mental | Apostilla

CLASE 7
Lógica aristotélica y escolástica o lógica de predicados | ¿Por qué la lógica sería la ciencia de lo real? | El "franco paréntesis": un artificio reconocible en el barroco | "El cuerpo de lo que digo es muy diferente" | Lo contingente lleva a escribir la carta de "a-muro" | Entre S1 y S2, la ranura del decir verdadero | Un inconsciente del mismo orden de la lógica | Por el punto real de la falla hay acceso al decir verdadero | Un breve excursus | Del objeto de la opinión al objeto de la suposición | "Yo intento una vía sin suposiciones: la vía del escrito" | El hallazgo inaudito, o donde Aristóteles se torció el pie | Apostilla

CLASE 8
Hintikka, un aporte muy muy muy útil | Mermelada mañana, mermelada ayer, pero nunca hoy | Tiempos alterados y fenómenos de superficie | Homofonías | Una nueva axiomática para el par(l)être | Lo que trastorna la relación con la naturaleza | ¿Cómo ir más lejos que Aristóteles? No sin Aristóteles | Un real imposible de pura lógica | "Si no erro, ¿cómo jugaría el juego que me guía?" | Alheteia, mi bien amada | La invención de Sacher Masoch no es más que un fantasma | Los trucos con los que tratamos el traumatismo del lenguaje | El goce femenino no se les debe suponer a las mujeres | "Para ver dónde está el agujero hay que escribir el borde de lo real" | Posible y contingencia: un problema de la lógica aristotélica | "Accederán a un real cuando lo hayan inventado" | Un nuevo punto de partida: la refutación de uno y otro sexo | Apostilla

CLASE 9
De autorizarse analista a serlo; el paso a ser ese nudo | ¿Cómo nadie se sirvió antes el nudo? | Imaginar el nudo a falta de una manipulación suficientemente regular | Hacer sensible la carnadura que conlleva la triplicidad borromea | Lo cogitado en lo simbólico es englutido por lo imaginario del cuerpo | El rasgo unario en la huella freudiana del Einziger Zug | Estructura: lo que no se aprende de la práctica | ¿Quién es yo? | El amor no es una pasión, el amor es un decir | La belleza glorifica los cuerpos y ¿el bien? | Bien o mal, un cuerpo goza de sí mismo | Apostilla

CLASE 10
La buena forma: ¿por qué buena y no bella? | Cuando la verdad pica toca por algún lado lo verdadero | El deseo, resorte del nacimiento del amor | Una mirada sobre la cuestión del sujeto supuesto saber | La equivocación del sujeto supuesto saber | Un amor con el que el psicoanalista podría no saber qué hacer | ¿No hay más transferencia que la del analista? | ¿Cómo se amoneda el Nombre del Padre? | ¿De qué goza el goce fálico? | El punto de la historia en el que nos encontramos | La psicosis ordinaria. Vigencia de una categoría epistémica | El padre no encarna bien la función, hace modelo de la función | La experiencia no enseña lo que nos "ex-siste", lo que hace nudo | Sobre lo patético que Kant rechaza de nuestra ética | Lo real "tresado": el goce, el cuerpo, la muerte | Apostilla

CLASE 11
Una clase de Lacan notablemente más extensa que las demás | La invención de Lacan es el objeto a y no es una entre otras | Esquemas y redes: no modelos sino modos de fijar las ideas | El objeto a en los grafos, en los discursos y después | Una invención que es necesario volver a dilucidar | Un rodeo por los semblantes: la elucidación de Jacques-Alain Miller | De las fórmulas de la sexuación veamos una de sus dos lecturas posibles | Hacia la segunda lectura; la vía abierta por la doble permanencia de la angustia | La segunda lectura en el interior de la experiencia analítica | La excepción: "Hay uno que no está bajo la función fálica" | Una respuesta que parece haber sido encontrada antes por Lacan | Lacan hará del goce femenino el régimen del goce | No se entra a la Escuela como rinoceronte en el bazar | El objeto a, imagen escrita en el calce del nudo | La invención es el escrito definido como lugar de borde | Es posible que algo del sentido sexual pase a la palabra | Al objeto a tengo que hacerlo advenir | Autorizarse analista todavía puede andar ¿pero serlo? | No hay ni sombra del deseo de saber | Ojalá los analistas formaran esa especie de república | Apostilla

CLASE 12
El escrito y la letra en el matema y en la experiencia analítica | El matrimonio del cielo y del infierno no es lo que se piensa | Imprudentes acoplamientos en emisiones de voz | El no todo es lo que no armoniza, la rama divergente | Las verdades forjadas en un delirio de contrarios impiden leer a la letra | ¿Llega al laboratorio la espuma religiosa? | El saber no es el goce; ni es claro que el saber goce de sí mismo | De la physis griega a la física de Aristóteles y retorno | La pizca de real que Newton le arrancó al universo | Newton científico, alquimista, teólogo antitrinitario | Una relación que no se escribe, que no cesa de no poder escribirse | ¿Hay saber en lo real? | La esencia de las cosas está totalmente cambiada | Apostilla

CLASE 13
¿Los no incautos podrían no errar? La doble negación | ¿Quién es Georg Boole y cuál es su álgebra? | Charles Sanders Peirce, un insoportable para la universidad | Un breve excursus | La esencia del signo peirceano: univocidad, regla, hábito | Una vez y otra y otra: resonancias peirceanas en Lacan | Del significante articulado, al significante solo, al Uno | Fin del excursus. Pasemos a las supuestas leyes universales del pensamiento | Lo real no es otra cosa que la escritura de ese nudo | El Uno de Lacan no viene del universo sino del goce fálico | El plus de gozar "ex-siste" al nudo cuyo uso y función interrogamos | El nudo ex-siste a la práctica analítica | Un esfuerzo de escritura para topologizar la identificación sexuada | La lógica lleva la marca del atolladero sexual | Apostilla

CLASE 14
¿Qué aporta de nuevo Recanati en su intervención del 12/12/72? | Cuando los predicados toman el vuelo de la necedad | Parlez — moid'amour, sí, háblame de amor | Lo que va del significante articulado al S1 y del S1 al Uno | La cuestión de la diferencia entre lo finito y lo infinito femenino | Finitud e infinitud | Lacan "persevera": así inicia la clase 14 | La orientación de Jacques-Alain Miller: la "biología lacaniana" | Dios no cree en Dios ni sabe de Dios. Dios es inconsciente | Un inconsciente real no es el inconsciente freudiano | La recta infinita se asegura de que el agujero subsiste | ¿En qué difiere lo simbólico de lo imaginario y lo real? | La contingencia del amor cesa de no escribirse | El amor —el nudo, el abrazo, el estrecharse— y los cuerpos | Solo en la escritura el lenguaje encuentra lo real | Apostilla

CLASE 15
Respecto a LA universidad y LA mujer | Es difícil no hacer de la vida una característica del cuerpo | Un orden de signos que debe distinguirse no de lo real, sino en lo real | El goce fálico es "la semiosis resbaladiza que cosquillea el cuerpo" | La materialidad de lalengua en la práctica analítica | Lo disarmónico del inconsciente cuestiona el Umwelt de von Uexkûll | Un científico antiliberal, antidarwinista combativo | De la co-vibración semiótica, o las delicias de la transferencia | La preocupación de Lacan: "Me había explicado mal" | ¿Identificación sexuada? Solo la hay del lado mujer | Mejor salpicar esto con una relocalización de los cuatro enganches | Lo que puede la impudicia del decir | Por primera vez en la historia, se pueden negar a… | Apostilla

Suplemento lógico matemático
Esteban Stringa

LOS ANEXOS
Carmen González Táboas

El discurso capitalista y el amor
Del discurso de la ciencia al discurso analítico | Lo simbólico es la potencia misma | Consecuencias clínicas del discurso capitalista

En esta América no todo es precio
Sobre una impensada forma de segregación | Lo que Michel Foucault llamó "el caso español" | La fractura: dos movimientos pastorales en oposición | El nudo barroco de cuerpos, goces y religión | Puesta en movimiento de la idea de los campos limítrofes | La Contrarreforma, o los artilugios del barroco | De Sir Francis Bacon a la locura irónica de Don Quijote de la Mancha | ¿Quién era el Conquistador? ¿Qué vicios arrastró la colonización? | Los dos primeros virreinatos, como dos mundos | El amplio arco étnico que bulle en las ciudades americanas | Los modernos son tan indeseados como las artes lucrativas | Del latifundio a la reflexión sobre lo arcaico y popular | Los efectos individualizadores del pastorado | La globalización empuja; toda cultura intenta ser arrasada | Preguntas para no concluir

Sexo y amor… ¿una cuestión de lógica? Una aproximación a las fórmulas de la sexuación de Lacan
I. De entrada, una aproximación
Unas fórmulas útiles para dar razón de ciertos fenómenos | Las dos primeras fórmulas | Todo lo que la ciencia necesariamente expulsa
II. Lo que nos lleva de Freud a Lacan
¿Ya no vale nada la diferencia anatómica de los sexos? | ¿Dónde y cómo sucedió semejante complicación?
III. Hablemos del goce
Hablemos de eso que a uno le pasa por el cuerpo
IV. De cómo contar tres antes de llegar a dos
Vayamos a ver el teorema de la sexuación | Antes, otra vuelta por el lado derecho, lado mujer | Por fin un vistazo a la parte inferior del cuadro